Dios debe ser el primero y el mejor servido

Dice la Sierva de Dios:

“Dios debe  ser

el primero

y el mejor servido.”